jueves, 28 de mayo de 2015

Dibujo al aire libre



        Bueno amig@s ha llegado el final de curso y con ello el final de la asignatura. A todas nos ha parecido maravilloso poder terminar la asignatura en uno de los lugares más relajantes y tranquilos de Madrid, el Parque del Retiro. Es un lugar muy apropiado para hacer miles de actividades al aire libre, entre ellas dibujar.





Dibujo de simetría

Dibujo háptico

          He utilizado lápices de colores (Milán Aquarell) y agua. 
          Ha sido una experiencia muy satisfactoria y que volvería a repetir sin lugar a dudas.

Taller de dibujo visual, háptico y mucho más...


 Como culminación de esta estupenda asignatura como es y lo fue “Fundamentos de la educación artística plástica y visual en la educación infantil”, nos reunimos ayer veintisiete de mayo de 2015 en el parque del Retiro con nuestra profesora Pilara Pérez. Lo primero que hicimos fue encontrarnos todas dentro del Palacio de Cristal, donde la profesora nos comentó un poco sobre la culminación de esta asignatura y como se haría y como se llevaría a cabo la evaluación de dicha asignatura, la cual me pareció muy acertada. Pero al pasar unos minutos nos fuimos al césped para comenzar nuestra última actividad taller de dibujo.

La profesora Pilar primero nos habló sobre el dibujo visual y el dibujo háptico. Nos explicó las características y las diferencias de cada uno. Nos fue exponiendo que el dibujo visual es representar lo que vemos pero con planos reales o de la realidad. Para esto seguimos unas líneas (son líneas imaginarias) es como si enmarcáramos un fracción de la realidad como lo haces con una fotografía. En realidad, es proceso más complejo. Por otro lado, se encuentra el  dibujo háptico, este es generado cuando esa realidad franquea nuestras entrañas y terminamos creando un dibujo, después de observar la realidad -hay que tener presente que no se debe confundir con un dibujo emocional o con lo que pensamos- porque no lo es, son diferentes y va más allá.

 En mi caso intente realizar el dibujo visual pero no me salió. Genere un dibujo emocional. Sí que es cierto que tenía la idea y que el objetivo que quería dibujar era irrefutable –las pequeñas florecillas que brotan del césped-, pero por una cosa u otra me deje llevar y salió a la luz el  dibujo emocional. La profesora Pilar, lo observo, y me hizo caer en cuenta que mi dibujo no era ni visual ni háptico y, su explicación dio respuesta a una pregunta que yo siempre me había hecho ¿Por qué siempre dibujo lo mismo? Pues, primeramente, es porque no dibujo a menudo y segundo término plasmando lo que siento en ese momento. Ahora, ya conociendo la respuesta a mi pregunta, dibujare más y tomare estos conceptos para generar pequeñas obras.

Figura 1. Dibujo plasmado de emociones.
Siguiendo la explicación que me dio la profesora Pilar, surgió el dibujo Háptico. En el cual plasme la silueta o la sombra de un hermoso árbol que caía justo en mis pies. Creo que, aunque, me costó pude plasmar un poco la idea y fue genial poderlo conseguir. 

Figura 2. Dibujo "sombra de un árbol" háptico.
El taller de dibujo fue otra de las experiencias estupendas que hemos vivido con esta asignatura y la magia aumento al final. Nos reunimos toda la clase –mis compañeras-  y hablamos un poco sobre lo que habíamos dibujado o plasmado y muchas cosas más. Ya con el atardecer encima de nosotras, culminamos conversando sobre la asignatura como tal. Todos los aspectos positivos y enriquecedores de la asignatura, lo que se mejorara a partir de esta experiencia. Fue un análisis objetivo sin carecer de emociones y subjetividad. 

Pues bien, de esta conversación yo pude conocer los sentimientos o inquietudes de mis compañeras y de mi profesora. Maravilloso. 

En síntesis, quiero y debo expresar que esta asignatura me hizo reflexionar mucho y cada vez que asistía a esta clase -lastimosamente no me podía quedarme todo el bloque por solapamientos con otras asignaturas-, me hacía sentir tranquila, aprender otras cosas tan importante, tanto actividades de crecimiento personal, teóricas y reflexiones. Por esto debo de decir,  que ha sido una experiencia deliciosa desde el comienzo de la asignatura hasta su final: 

"Entre la luz, los arboles y enriquecedoras personas"




Despedida entre árboles

Ayer, miércoles 27 de mayo nos reunimos por última vez las compañeras de la asignatura con Pilar en el Retiro. Primero nos sentamos todas en la jaima que hay en el Palacio de Cristal que era muy bonita, el ambiente era muy acogedor a pesar de que hacía un calor tremendo. Estuvimos un rato hablando y después fuimos a la hierba para proceder con el taller de dibujo. 

Primero hablamos sobre el dibujo visual y el dibujo háptico. El visual se trata de representar lo que se ve, es decir, representar los planos de la realidad. Hablamos un poco sobre las líneas que dibujamos pero que en la realidad no existen y un poco sobre el proceso para encajar un plano, como si fuera una fotografía de un trocito de realidad. El dibujo háptico es otra cosa, es cuando la realidad pasa por "la centrifugadora interior", cuando te mueve por dentro las entrañas y acabamos plasmando lo que fluye de nuestro interior en un dibujo tras observar la realidad.

Yo en mi caso hice el dibujo visual intentando captar un plano de un banco en el que había distintas proximidades de objetos. En ese plano, había un tronco de árbol que estaba más cerca y que viendo el plano como una fotografía, tapaba parte del árbol. El resultado parece (bajo mi punto de vista) un poco infantil porque no tiene profundidad (aunque lo intenté) y es como muy "plano". Este es mi banquito: 




El dibujo háptico que hice está sin acabar porque me entretuve mucho con el visual y cuando nos reunimos estaba sin acabar. En el aparece una guirnalda de banderitas porque en ese momento estaban celebrando un cumpleaños en el Retiro también y me encantan las guirnaldas. Después, unas sillas colocadas en círculo pero de espaldas, como cuando jugábamos de pequeños al juego de las sillas...Es como un poco nostálgico.




El taller de dibujo estuvo genial pero sinceramente me encantó la reunión de después. Éramos poquitas ya y la reunión fue íntima y acogedora. Hablamos sobre lo que habíamos sentido dibujando y sobre mil cosas más y acabamos hablando de la asignatura. Lo que habríamos mejorado, lo que nos ha gustado, lo que esperábamos de la asignatura y lo que nos llevamos de ella.

Yo en mi caso ya comenté que no imaginaba que iba a ser así pero que, sinceramente, me llevo más de lo que pensaba al principio. No solo hemos aprendido cosas a nivel conceptual, yo personalmente me llevo mucho conocimiento a nivel introspectivo, a ver lo que me pasa por dentro, a frenar y pensar qué es lo que quiero, a cuidarme y a mimar a mi niña interior...He aprendido muchísimo como persona, como individuo individual y social, he aprendido que trabajar con lo humano requiere muchísima comprensión, mucho respeto y mucha sensibilidad. Cuando estuvimos hablando, a pesar de que con ese grupo yo solo coincidía en las clases de plástica y a pesar de mis problemas para poder asistir las cuatro horas de clases los jueves (me coincidía con otras asignaturas), me sentí muy arropada. Creo que las compañeras de este grupo son geniales y personas con un mundo interior muy rico (cada una el suyo propio). 

En definitiva, fue muy rico para todos poder estar allí, aprendiendo entre árboles y declaraciones, cómodamente, sin prisa, disfrutando de lo pequeñito que regala cada una de nosotras. Por cierto, me declaro fan oficial de Lexi, el perro de nuestra compi Elena, ¡qué bellezón de animal! Aunque aún dudo que haya algún animal que no sea bello...tenerlos cerca me hace estar viva y mi casa es prueba de ello: mis gatos (Álex y Elisa), mis perros (Uma y Pipo) y mi pequeño pájaro (Carusso).


Con mucho amor,

Alba Gutiérrez Cortés. 

miércoles, 27 de mayo de 2015

La naturaleza ha puesto en nuestras mentes un insaciable deseo de ver la verdad

¿Hay mejor forma de despedirnos de esta asignatura que haciendo una visita todas juntas al Parque del Retiro? Pues no, yo creo que no la hay. Ha sido un placer reunirme con mis compañeras de clase y mi profesora en un lugar tan bonito para despedirnos. Además de la compañía y del lugar, el buen tiempo también acompañaba para pasar un rato agradable. Todo ello estaba acompañado de la relajación por parte de las alumnas al haber terminado todos los exámenes y no sentirnos presionadas y estresadas por los mismos.

Al principio, entramos al Palacio de Cristal en el que había una exposición árabe para hablar sobre la evaluación, pero tuvimos que salir y sentarnos en el césped, ya que entró un grupo de niños que hacía mucho ruido y no podíamos ni escucharnos ni concentrarnos en la tarea. Así que, hicimos un círculo grande en el césped y nos sentamos a la sombra para hablar. Continuamos hablando de la evaluación de la asignatura y de los distintos planos de dibujo. Después, le cantamos el "cumpleaños feliz" a nuestra compañera Alba y nos hicimos unas cuantas fotografías todas juntas. Además, había una novedad y es que nuestra compañera Elena había llevado a su perrita para que disfrutara de la naturaleza con nosotras. Finalmente, buscamos un lugar que nos resultase cómodo y bonito y empezamos a dibujar.

Yo he hecho un dibujo de plano visual, ya que dibujé lo que veía: un árbol bajo y grueso; un árbol fino y esbelto; un árbol bajo, grueso y con la peculiaridad de que sus hojas eran moradas; también he dibujado el césped sobre el que estábamos sentadas y un banco. Justo cuando pensaba que ya había terminado, un pajarillo se posó sobre el césped, así que, decidí dibujarlo también (me llamó mucho la atención porque no era el típico pájaro que solemos ver, sino que era negro con una larga cola azul). Para terminar, pinté suavemente unas rayas amarillas como si fueran los rayos del Sol que se reflejaban en el gran Retiro, y otras rayas azules como el cielo.

Personalmente, creo que ha sido una experiencia muy buena, ya que nos hemos relajado observando la naturaleza y haciendo un dibujo de ella. En el ambiente se notaba la tranquilidad y alegría de todas las alumnas. Además, me ha gustado trabajar cerca de Ruki, Laura y Noelia porque he aprendido nuevas cosas gracias a sus dibujos y porque nos hemos hecho fotografías para recordar este bonito día.

Aquí os dejo unas fotos de los dibujos y de nosotras:


Mi dibujo.




Dibujo de Ruki y mi dibujo.





Mis amigas y yo.




Ruki y yo en el taller de dibujo.




Mis amigas y yo en el Retiro.




Mis amigas y yo en el taller de dibujo.



Fdo: Andrea Sobrino Verde

Disfrutar con la naturaleza

Ya se ha acercado el final de esta asignatura, y que mejor manera de despedirla que, reuniéndonos todas en el retiro, con el buen tiempo del verano y sin agobios por los exámenes.
Hoy, 27 de Mayo, hemos quedado todas en el Palacio de cristal del Retiro para realizar el último taller de nuestra asignatura, pintar al aire libre.
Lo primero que hemos hecho, ha sido dedicar un tiempo para hablar en grupo a cerca del dibujo, de dibujar, un mundo del cual todavía me queda mucho por aprender.
Una vez que hemos terminado de hablar, nos hemos puesto a dibujar, cada una podía centrarse en el plano que quisiese, y yo decidí dibujar unos pinos altos, y de fondo una parte del palacio de cristal, y para ello me he puesto en el lugar que podía verlo de frente y poder dibujar.
 
 Os dejo unas imágenes de mi dibujo:
 
 

 
 
Mi dibujo lo he hecho todo con lápices de madera, no he querido dibujar primero con lápiz, ya que el lápiz cada vez me gusta menos. He querido hacer los contornos de los árboles con los mismo colores.
El motivo por el cual he decidido pintar los árboles y el palacio, principalmente fue porque los árboles me llamaron la atención. Eran unos pinos altos, con forma de cipreses y uno de ellos, el de la derecha, destacaría su largo tronco, donde una vez ganada altura, empezaban a salir las ramas.
esta actividad me ha relajado mucho, y ha hecho que me olvidase del calor, que hacia unos minutos estaba pasando. Me he sentido muy cómoda, ya que el entorno era acogedor.
 
En la segunda imagen que os muestro, se puede ver que he hecho lo que nos decía nuestra profesora Pilar. Yo he decidido qué parte de mi papel quiero pintar, y he dejado los laterales sin colorear.
 
Creo que ha sido una experiencia muy buena, y distinta. Me ha gustado el hecho de salir del campus, y poder dibujar en otros lugares, ya que no sólo asociamos la asignatura a la universidad, sino también a la realidad. No se si se entiende lo que quiero decir, pero yo considero que saliendo fuera del campus, nos permite poder trabajar sin tener que estar en un aula sentadas en una silla, y creo que es otra forma mas entretenida de aprender.
 
En un futuro, espero poder llevar a mis alumnos al retiro para que dibujen a su aire, y lo que más les llamen la atención. Es más, he visto muchos grupos de niños con sus maestros, y creo que a demás de pasear, y conocer otros rincones de Madrid, también está bien que se relajen dibujando por ejemplo.
 
Como considero que ha sido una buena experiencia con mis compañeras, os dejo algunas fotos que nos hemos hecho durante el taller:


Preparadas para pintar

 
 
 

martes, 26 de mayo de 2015

La mano es el instrumento de los deseos de los niños

Para ir cerrando este blog de Educación Plástica y Visual en el grado de Magisterio Infantil, quiero hablar sobre el dibujo infantil. Observar y analizar dibujos infantiles es muy interesante, ya que los niños pueden expresar miles de cosas a través de ellos. Yo pienso que expresar sentimientos, emociones, estados de ánimo, gustos, preferencias... a través del dibujo es una gran ventaja para todos los niños: por ejemplo, los niños que sean tímidos y les dé vergüenza hablar o expresarse, podrán hacerlo de una forma muy natural con un dibujo; por otro lado, aunque los niños sean abiertos a la hora de expresarse, también pueden reflejar muchas cosas en ellos, ya que soñar despierto con lápiz y papel es una forma respetable de meditar.

Para mí, dibujar no es mi punto fuerte, porque ni se me da bien, ni me gusta; pero es cierto que, a veces, sé que necesito hacer dibujitos pequeños para relajarme, dejando la mente en blanco mientras fluye mi creatividad y mi mano se mueve por el papel. Sin embargo, me encanta escribir, por lo que, a menudo, reflexiono sobre cosas que me llamen la atención de la vida o que me preocupen, y me pongo a escribir tranquilamente sobre mi cuaderno. Algunas veces, son frases bonitas y cortas que se me ocurren en el momento, pero otras, escribo párrafos llenos de importancia y valor para mí. Personalmente, creo que es una buena forma de relajarme y de decir todo lo que siento o cómo me siento, ya que muchas veces, por miedo, no soy capaz de decírselo a las personas implicadas. También escribo cosas del día a día que me parecen interesantes. Además, me gusta ver dibujos de artistas e intentar entender lo que quiere decir o transmitir el autor con ese dibujo.

Por otro lado, me encanta que los niños pequeños me regalen dibujos porque me hacen sentir especial; además, pienso que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. Para mí es toda una alegría que mis primas pequeñas lleguen, me abracen y me digan "esto es para ti. lo he hecho yo", y me regalen un dibujo. También, me llenó de alegría cuando en el primer cuatrimestre estuve haciendo el ApS (Aprendizaje Servicio) en un colegio y todas las niñas me regalaron un dibujo hecho por ellas para que tuviera un recuerdo. Son pequeñas cosas que te alegran el día. Quiero decir que me gustaría mucho aprender a analizar los dibujos infantiles para saber lo que quieren transmitir todos los niños de mi aula y todos los niños de mi alrededor.


Aquí os dejo algunas fotografías de dibujos que me han regalado:



Dibujo de Alba, 7 años.




Dibujo de Hannah, 5 años.



 Dibujo de Cristina, 21 años.




Dibujo de Alba, 8 años.




Dibujo de Alba, 8 años.


También quiero comentar una experiencia que viví el sábado 7 de marzo. Dicho día, fui al Ifema con mi hermana, ya que era la semana de la Educación. Primero, estuve paseando por la zona de AULA y después, por el Foro de Postgrado para pedir información de la carrera de mi hermana. Finalmente, fuimos al Salón Internacional de Material Educativo, INTERDIDAC y recursos para la Educación. En esta zona fue en la que más disfruté ya que vi muchas cosas relacionadas con el material escolar para niños, es decir, me vino muy bien para el futuro cuando trabaje de profesora en un colegio. Además, había unos talleres en las que algunas empresas, como edding y Faber Castel, te dejaban probar su material escolar.

Aquí os dejo unas fotografías y unos vídeos de los talleres:


Fundas de gafas decoradas por mi hermana y por mí con rotuladores edding de colores.


Yo escribiendo en una pizarra digital.




Yo pintando en el taller de Faber Castel.




Frases escritas por mi hermana y por mí en una pizarra de AULA.




Frases escritas por mi hermana y por mí en una pizarra de AULA.



video

Yo pintando en el taller de Faber Catel.


video

Descripción de pinturas en el taller de Faber Castel.







¡VIVIR ES dibujARTE!



Fdo: Andrea Sobrino Verde

miércoles, 20 de mayo de 2015

Cuento infantil

Como bien se sabe, la importancia de los cuentos en las primeras etapas infantiles son de suma importancia, tanto a niveles cognitivos y de expresión verbal, emocional y corporal. Del mismo modo, la literatura es un arte mayor y su función es expresar a través de las palabras y no se debe de confundir con textos para-literarios (tienen una funciona didáctica o de enseñar).

Unos de los temas que se a tratado desde el comienzo de esta asignatura ha sido los cuentos, su evolución a través del tiempo, la importancia que tienen para los niños, entre otros. Por todos estos motivos, se presenta a continuación un cuento infantil, dirigido a niños de segundo ciclo de infantil, debido a su extensión y algunas características del mismo -como el cambio de la voz narrativa en el ultimo párrafo del texto-. Sin embargo, es perfectamente adaptable para primer ciclo de infantil -no se ha pasado por alto-.


Este cuento como lo es "Calcetines luces de farol" se ha creado utilizando la técnica del gran escritor  Italiano como lo es Gianni Rodary "el binomio fantástico". Esta técnica consiste en tomar dos elementos o objetos que no tengan relación alguna (en este caso calcetines y un farol) y de ahí se crea una historia. Es un técnica perfecta que despierta y aviva la imaginación más dormida.


Pues bien, doy la presentación a:

  
Calcetines luces de farol


 Dedicado a todos los niños porque pueden volar. 

¡Parece que lloverá hoy!, ¡estoy casi seguro!, eso me dicen mis largos, largos bigotes. La señora Reynolds -la vecina- dijo que no lloverá. Pero el cielo me dice todo lo contrario. ¡Jope! estoy muy perezoso hoy y, meneando la cola, me dirijo a la habitación de mi querida Moly.  Mis patas peludas empujan la puerta y esta se abre produciendo un leve chirrido (giii). Avanzo mirando fijamente el pequeño mueble blanco de madera que está al frente del gran ventanal. Doy un enorme salto (¡zas!) me subo a él. Me tumbo, estiro las patas y muevo mi cola blanca. Con la lengua comienzo a limpiarme. Eso hacemos los gatos. ¡Sí, soy un gato! Me llamo Skywalker.

 A través de la ventana puedo ver el cielo cubierto de nubes grises, como gigantescos hongos flotantes. Las callejuelas de piedra están muy oscuras, solo iluminadas por un farol altísimo -el señor Ton-. Ese farol es mi amigo, es muy majo y parlanchín. Pero, a veces, el farol Ton es un poco vago y alumbra muy poco. Como hoy (miau, miau, miau).

 Moly es mi mejor amiga y yo su mejor amigo. La quiero mucho, muchísimo. Somos los mejores amigos del mundo mundial. Somos inseparables. Moly tiene cuatro años y es muy mona, muy divertida, muy traviesa y lo que más le gusta es bailar frente al espejo. Baila todas las noches antes de irse a dormir. Para bailar, se pone sus adorados calcetines rojos con rayas plateadas. Sin ellos no baila jamás. Pero... ¿queréis saber algo?... Moly no baila desde hace días porque se le han perdido sus calcetines. Por las noches, se mete en su cama y a veces la escucho llorar. ¡Oh!, eso me parte el corazón (¡miau!). Yo solo quiero que Moly vuelva a bailar ¡Qué triste me siento!... (¡miau, miau, miau!).

 Moly ha llegado del colegio y está frente a mí -¡Miau! !Por mil centellas¡-. Sus cabellos castaños parecen un remolino de agua. Están más despeinados que nunca y su carita refleja pena. Enseguida, Moly me agarra, me acurruca entre sus brazos, me habla. Me deja en el suelo y yo empiezo a dar volteretas y volteretas, pero Moly no se ríe. Se sienta en su mecedora y solloza.

 Muy enfadado, pienso: -¡y un rábano!, esto no puede seguir así-. De un gran salto me subo a la cama y con las patas traseras doy un brinco tan grande que salgo volando por los aires. -¡Oh, dios mío, me voy a estrellar en el espejooo!.... ¡Pow!-. Qué mareado me siento.
   
En una postura muy poquito digna, lanzo un sonoro maullido -MIAU, MIAU, MIAU-.

 El señor Ton se despierta y, al mirar mi cuerpo, mi cara, mis bigotes, mis orejas aplastados sobre el cristal, sonríe pero se da cuenta de que algo malo pasa. Preocupado, desprende una luz tan brillante e intensa que llega como un rayo hasta la luna. Esta, iluminada  por la luz del farol, estalla en una explosión  de luz dorada que llena todo el cielo y se cuela en la habitación -¡Ka-boom!-.Debajo de la cama, surgen destellos plateados envueltos por estrellas doradas. Moly se levanta de un salto de la mecedora, se asoma debajo de la cama y sorprendida dice: -¡Alaaaa! ¡mis calcetines rojos de rayas plateadas están ahí!- y sus ojos achinados deslumbran .

 Moly saca sus calcetines de entre la mágica luminaria. Pero ya no son simplemente calcetines rojos con rayas plateadas. Ahora son calcetines luces de farol y nunca más dejarán de brillar.
 La niña se pone sus calcetines luces de farol. Moviendo la cabeza y los brazos de un lado para otro y sus piernas regordetas en forma de zig zag, comienza a bailar frente al espejo.

Yo, todavía estampado en el cristal,  miro con gran dulzura el reflejo de Moly danzando y, bien por el golpe, bien por la emoción, me desmayo.

Entre la niebla y la lejanía de la noche, el farol Ton contempla la mágica habitación. En su cara de cristal se dibuja una gran sonrisa y, desde este día, nunca más volverá a dejarse llevar por la pereza y regalará su bello y mágico resplandor a todo aquel que lo necesite.

 Algunas de las primeras ilustraciones (de base o piloto) para un posible adaptación para primer ciclo de infantil:







:

Escrito e ilustrado por:

Meléndez, M.


lunes, 18 de mayo de 2015

NO TODAS LAS CAPERUCITAS SON IGUALES


El otro día salió en las noticias un reportaje de moda, y uno de los diseñadores se había inspirado en caperucita roja, los vestidos era rojos. Me acordé que tenía una entrada pendiente. Pocos días antes, le había pedido a mi prima Violeta, de seis años, que me hiciera un dibujo de lo que ella recordaba del cuento de caperucita roja. Por un momento me sentí una profesora, ya que le dije que luego lo analizaría para un trabajo de la universidad. A ella le encanta ayudarme en ese tipo de cosas, ya que colabora a que mis trabajos sean mejores. El dibujo que hizo es el siguiente:

Una Caperucita especial
 

Cuando me lo observé detenidamente, algunas cosas me llamaron especialmente la atención. Pues creo que mi prima había hecho un dibujo en el que mezclaba el cuento con su propia creatividad. Se puede observar que caperucita no lleva el vestido rojo, y el hecho de que sea azul, me ha llevado pensar que lo ha hecho así, porque sabe que es mi color favorito. También quiero destacar que ha dibujado un pequeño huerto, con una regadera "volando". Esto me ha sorprendido bastante, ya que de lo que me acuerdo yo acerca del cuento, es que caperucita iba por el bosque, por tanto el huerto ha sido fruto de su imaginación. Respecto al huerto, quiero destacar lo detallista que es, pues bien, debajo de la regadera, casi al final del huerto, ha dibujado una gota de agua. También ha dibujado una veleta en la casa. Violeta es una niña que le gusta marcar los detalles en los dibujos. 

Otra cosa que me gustaría destacar son ciertos rasgos que caracterizan los dibujos de los niños pequeños: el típico sol triangular a un lado del papel. Yo recuerdo que también hacia ese sol. Algo que me gustaría saber, es por qué los niños hacen ciertas cosas, y que pensarán ellos para hacerlos de tal manera.

La conclusión a la que he llegado, es que Violeta ha hecho una representación de Caperucita Roja, basándose en su creatividad.

A falta de tiempo, no he podido realizar yo el dibujo de caperucita, para poder compararlo con el de mi prima, pero yo tenía muy claro lo que representaría. Ambas coincidimos, obviamente en la figura de caperucita, yo le habría hecho el vestido rojo, y también habría representado la casa de la abuelita, pero creo que habría hecho la habitación de manera que se pudiera ver a la abuelita tumbada en la cama. También me ha extrañado que no hubiera representado al lobo, yo creo que es un personaje tan principal como Caperucita, ya que sin él, la historia no tendría sentido. Creo que mi prima le ha obviado en su dibujo, ya que para ella es un personaje desagradable.

Finalmente, quiero deciros, que me ha gustado poder analizar el dibujo de Violeta, ya que me encanta poder hacer partícipes a miembros de mi familia en mis trabajos. Mi madre se ofreció a hacer ella el dibujo de Caperucita, pero entre unas cosas y otras no ha podido. Pero si algún día lo hace, aunque ya no tenga el blog, para compartirlo, lo compararé con el de mi prima. Me gustaría aprender a analizar los dibujos de las personas, es algo que tengo pendiente, y que si puedo algún día intentare informarme sobre ello, ya que creo que la mente esconde muchas cosas, y se pueden ver reflejadas en el dibujo.

 

 

 

jueves, 14 de mayo de 2015

He llegado por fin a lo que quería ser de mayor: una niña

El jueves 16 de abril hicimos en clase un taller de costura que consistía en coser una frase que le quisiéramos decir a nuestra niña interior y poner junta ella una foto de cuando éramos pequeñas.

La verdad es que no sé si fue casualidad o porque tenía que ocurrir en ese momento, pero justo el fin de semana anterior, el sábado 11 de abril, yo me hice un año más mayor. Y sí, por supuesto que he crecido física y mentalmente, pero sé que en mí siempre va a quedar una niña interior de la que no me avergonzaré nunca y puedo/podré sacar al exterior.
Personalmente, añoro esos años en los que era una niña que tanto sonreía. Una niña cuyas únicas preocupaciones eran; cambiar los pañales a la muñeca, que la gente no hablara alto mientras dormía para no despertarla, que mi gusano de seda ganara la carrera que echaba con mis compañeros en la alfombra del cole, no pasar por el dibujo del centro de la piscina del camping porque parecía un tiburón, que mamá no se olvidara la bolsa de chuches a la salida del cole, hacer los ejercicios bien cuando jugaba a profesores con mi hermana, que papá no me encontrara cuando los domingos madrugábamos para jugar al escondite en casa, ganar la guerra de globos de agua que echaba con mis primos y amigos, ir a la feria todos los días para montarme en los cacharritos, que los Reyes Magos me trajeran todo lo que había perdido y no carbón...en definitiva, mis únicas preocupaciones eran sonreír y jugar durante todo el día. Pero no, ya no, Ya no soy esa niña que reía por todo; ahora soy una chica que, hace poquito más de un mes, cumplió 19 años. Una chica que tiene varias cosas en las que pensar: estudios, chicos, complejos, gente que entra en mi vida, gente que sale de ella...y muchas cosas que no se cuentan, pero sabes que están ahí. Ahora todo es diferente. Cuando era pequeña, soñaba con ser mayor, pero ahora que he vivido ambas etapas...¿qué tiene de malo ser pequeña?. Es verdad que, a medida que creces, vives nuevas experiencias, que son inolvidables y no las cambio por nada, pero sigo pensando que la mejor edad está entre los 3 y los 6 años aproximadamente. 
Pero, por otro lado, a pesar de todas estas limitaciones, estoy muy orgullosa de mí, ya que estoy muy feliz por lo que tengo y, sobre todo, por a quiénes tengo. Además, hay cosas de mi niñez que todavía mantengo, como la locura, la curiosidad, la inocencia, la alegría, el sentido del humor, el juego... y, sobre todo, las ganas de disfrutar y de sonreír; porque es cierto que tengo bajones y momentos tristes, pero lo que siempre intento, es regalarle sonrisas a las personas que de verdad se lo merecen. Y es que, hay momentos que son tan sumamente geniales, que aprendí a llorar, pero esta vez de alegría. La verdad es que es imposible resumir todos ellos por escrito, pero destacaré algunos de los más recientes: ver a la familia tan maravillosa que tengo, el vídeo tan genial que me hizo mi hermana para el regalo de mi 18 cumpleaños, las fiestas sorpresas de mis amigas y amigos, entrar en el sector de Madrid de balonmano, las personas tan geniales que he conocido en estos últimos años... Y, cómo no, cuando ves que todo el esfuerzo tiene su recompensa al enterarte de que has sido admitida en la universidad que querías para hacer la carrera que llevabas años y años esperando :)

Y bueno, después de toda esta reflexión que hice al pensar una frase para mi niña interior con su respectiva foto, paso a contaros todo el proceso:
  • En primer lugar, la actividad me llamó mucho la atención porque aprender a coser era una de las acciones que tenía en mi lista de cosas pendientes, ya que mi madre ha trabajado cosiendo durante muchos años y veo que hace cosas maravillosas. Pero, desafortunadamente, cuando empecé a hacerlo, me di cuenta de que no me gustaba. Creo que es una actividad que requiere mucha relajación y, para mí que soy una persona muy nerviosa, resultaba muy difícil.
  • A pesar, de ello, empecé a coser la frase que había escrito: "Si quieres conseguir lo que nunca has alcanzado, tienes que hacer lo que aún no has intentado." Estando en el aula, le pedí ayuda a mi compañera Laura cuando se me quedaba enganchado el hilo o se me hacía un nudo. Este día no pude terminar la frase, ya que me estaba resultando muy difícil y lo hacía lentamente.
  • Pero, finalmente, cuando decidí terminarlo en casa, me di cuenta de que tenía que cambiar la frase por dos motivos: en primer lugar, era demasiado larga y, puesto que no me gusta coser, iba a tardar una eternidad en hacerla; en segundo lugar, no tenía suficiente tiempo para terminarla porque la necesitaba para ese día porque iba a grabar una escena del vídeo final de la asignatura con mis amigas y sólo podía ser ese día. Entonces, abrí mi libro de frases bonitas y seleccioné la siguiente: "La vida es mejor con palabras de suerte." Y, después, manos a la obra: primero, cogí un trozo de tela que me había preparado mi madre para escribir la nueva frase; después, escribí ésta a lápiz, pero como las letras me habían salido demasiado grandes, tuve que hacerlas de nuevo; finalmente, elegí un hilo rosa y me puse a coser. La verdad es que tardé bastante tiempo, pero se me hizo ameno porque mi madre se sentó a mi lado para ir dándome consejos sobre la costura. Cuando ya estaba terminado, pensé que como la tela tenía hecho un borde, excepto por el lado que yo había cortado ese trozo de tela, estaría bien que lo terminase. Eso ya me resultó muy difícil hacerlo, así que, me lo hizo mi madre; pero como no tenía ese tono de hilo, decidió hacerlo con el mismo color que yo había cosido las letras. Para terminar, pegué la fotografía de cuando yo era pequeña.
Creo que, poco a poco, tengo que seguir practicando con la costura porque sirve para hacer cosas muy útiles. Además, es todo un placer poder seguir las instrucciones y los consejos de mi madre.

Aquí os dejo unas fotos del proceso:







"El niño que no juega no es un niño; pero el hombre que no juega, perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta."

Fdo: Andrea Sobrino Verde

Todos los niños tienen derecho a.. JUGAR!

Esta semana me ha llamado mucho la atención una noticia. Esta noticia es la inauguración de un jardín de juegos en el Hospital 12 de Octubre por parte de la Fundación Juegaterapia. Se trata de una zona habilitada al aire libre situada en la azotea de este hospital público para que los niños hospitalizados puedan jugar. Esta fundación se dedica a ayudar a los niños con cáncer  para que su estancia en el hospital sea mucho más llevadera, facilitando que se distraigan de su enfermedad jugando ya sea con videojuegos o con actividades más tradicionales. Se podría considerar una forma de tratamiento en sí mismo.


http://www.google.es/imgres?imgurl=http://eljardindemihospi.org/images/logo.png&imgrefurl=http://eljardindemihospi.org/&h=234&w=900&tbnid=cIZv8aEiJXqaLM:&zoom=1&docid=ugUCBfrXMxZwwM&ei=jwZVVYPhL8HxUODkgLgI&tbm=isch&ved=0CDEQMygPMA8


Esta fundación ha tenido la iniciativa de habilitar zonas en desuso de los hospitales públicos como pueden ser sus azoteas para que los niños hospitalizados puedan salir a jugar al aire libre en un área completamente habilitada y segura para ellos. Hay muchos niños que tienen que estar ingresados en el hospital semanas, meses y hasta años para poder curarse y esta es una forma en la que pueden disfrutar aunque sea durante apenas unas horas a la semana.


http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.lacasaporeltejado.eu/wp-content/uploads/2013/10/hospital_12_octubre_w.jpg&imgrefurl=http://www.lacasaporeltejado.eu/es/blog/salud-y-risas-alli-arriba/&h=326&w=480&tbnid=3hHZGrDNo-kVLM:&zoom=1&docid=dbaLzJRwlUX-TM&ei=jwZVVYPhL8HxUODkgLgI&tbm=isch&ved=0CCkQMygHMAc


Este jardín cuenta con todo lo necesario para que los niños y niñas de todas las edades puedan salir a disfrutar. Pueden considerarlo como algo suyo, un refugio, un escondite, su paisaje, un sitio donde poder soñar e imaginar y que despierten sus sentidos en contacto con la naturaleza. Hay que destacar una cúpula de seis metros de altura que les protegerá del sol sin impedirles ver el cielo y disfrutar de unas espectaculares vistas de la ciudad de Madrid. 


https://www.google.es/search?q=hospital+12+de+octubre+jardin+de+juegos&espv=2&biw=1366&bih=667&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=iwZVVem4I8TaU8-qgfgB&ved=0CC4QsAQ#imgrc=qupqKaLsztqt9M%253A%3ByynUPsT-oXh7kM%3Bhttp%253A%252F%252Fimages.eldiario.es%252Fjuegoreviews%252FJuegaterapia_EDIIMA20150511_0589_5.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Fwww.eldiario.es%252Fjuegoreviews%252Fnoticias%252FJuegaterapia-inaugura-jardin-Hospital-12-de-Octubre_0_386712243.html%3B643%3B428


Me parece interesante que esta fundación realice este proyecto ya que todos los niños tienen derecho a jugar y a pasárselo bien, no solo los que no tienen problemas de salud, sino también los que los tienen para que puedan olvidarse durante unas horas de la enfermedad que les hace estar en un hospital. También me gustaría señalar que este jardín de juegos lo deberían tener todos los hospitales para que todos los niños que están en los hospitales puedan jugar un par de horas.



https://www.google.es/search?q=hospital+12+de+octubre+jardin+de+juegos&espv=2&biw=1366&bih=667&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=iwZVVem4I8TaU8-qgfgB&ved=0CC4QsAQ#imgrc=mqSHDp75d571zM%253A%3BBduYUzgT2H585M%3Bhttp%253A%252F%252Fwww.xn--micasanoesdemuecas-00b.com%252Fwp-content%252Fuploads%252F2013%252F10%252F032.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Fwww.xn--micasanoesdemuecas-00b.com%252Fconoces-el-proyecto-juegaterapia%252F%3B650%3B433

Caperucita Roja...¿culpable o inocente?

Como ya pudimos ver en la exposición sobre Caperucita Roja, hay cientos de versiones sobre este cuento ya que es uno de los más cuentos populares extendidos por todo el mundo.

Imagen: 

http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/caricaturas/adolfo-serra-premio-dragon-ilustrado-2011-por-su-album-caperucita-roja_6R7dKmN3Etvwk3jbtkN0U2/


Las más conocidas o las que todas hemos escuchado de pequeñas son dos de las versiones de este cuento:

O bien hemos escuchado la de Charles Perrault en la que al final del cuento, Caperucita (una dulce e inocente niñita jovencita más guapa que ninguna) era engullida por un lobo astuto y sin entrañas:

"- Abuela, ¡qué orejas tan grandes tienes!
  - Es para oírte mejor, hija mía.
  - Abuela, ¡qué ojos tan grandes tienes!
  - Es para verte mejor, hija mía.
  - Abuela, ¡qué dientes tan grades tienes!
  - ¡Para comerte mejor!

Y diciendo estas palabras, el lobo malo se abalanzó sobre Caperucita Roja y se la comió. Fin"


Vía: http://terrar.io/2014/03/3-versiones-de-caperucita-roja/



Imagen: 
http://assets7.domestika.org/project-items/000/200/857/200857-10_11-big.png?1327932206

O bien también puede que hayamos escuchado la versión de los Hermanos Grimm, que decidieron añadir el personaje del valiente cazador que aparece para salvar a Caperucita y a su dulce abuelita. Aunque el cazador llega para salvarlas, al final quien hace que el lobo muera es la propia Caperucita con su astucia:

"Entonces el cazador le apuntó con su escopeta, pero de pronto se le ocurrió que el lobo podía haberse comido a la anciana y que tal vez podría salvarla todavía. Así es que no disparó sino que cogió unas tijeras y comenzó a abrir la barriga del lobo. Al dar un par de cortes, vio relucir la roja caperuza; dio otros cortes más y saltó la niña diciendo:

-¡Ay, que susto he pasado, qué oscuro estaba en el vientre del lobo! - Y después salió la vieja abuela, también viva aunque casi sin respiración. Caperucita Roja trajo inmediatamente grandes piedras y llenó la barriga del lobo con ellas. 

Y cuando el lobo despertó, quiso dar un salto y salir corriendo, pero el peso de las piedras le hizo caer, se estrelló contra el suelo y se mató."

Vía: http://terrar.io/2014/03/3-versiones-de-caperucita-roja/


Imagen:
http://www.ediciona.com/portafolio/image/4/8/7/0/caperucita_01_0784.jpg

No sería de extrañar que hubiéramos escuchado directamente las dos versiones y tengamos un cacao en la cabeza (a mí me pasa), aunque creo que la más extendida en nuestra cultura es la de los hermanos Grimm, no vaya a ser que nos quedáramos traumatizados con la muerte de Caperucita Roja.

Pero aquí no se acaba la historia, hay mil versiones más de este cuento. Yo he decidido escoger dos que creo que no tienen desperdicio y que creo que me hubiera encantado escuchar de pequeña (y no sé porqué no llegué a escucharlas nunca). 

La primera versión es la Caperucita de Roal Dalh: una versión en la que Caperucita está más crecidita, no va por el bosque cogiendo florecillas ni se deja engañar por el lobo. Directamente es el lobo el que muerto de hambre va a buscar a la anciana y cuando llega Caperucita a la casa de su abuela se encuentra el pastel. Pero no os creáis que se asusta, leed y disfrutad:

Llegó por fin Caperu a mediodía y dijo: 
-"¿Cómo estás, abuela mía? Por cierto, ¡me impresionan tus orejas!"
-"Para oírte mejor, que las viejas somos un copo sordas.."
-"Abuelita, ¡qué ojos tan grandes tienes!"
-"Claro hijita, son las lentillas nuevas que me ha puesto para que pueda verte Don Ernesto, el oculista".

Dijo el animal, mirándola con gesto angelical, mientras se le ocurría que la chica iba a saberle mil veces más rica que el rancho precedente. De repente, Caperucita dijo: 
-"¡Qué imponente es ese abrigo de piel que llevas este invierno!"

El lobo, estupefacto, dijo: 
-"¡Un cuerno! O no sabes el cuento, o tú me mientes: ¡Ahora te toca hablarme de mis dientes! ¿Me estas tomando el pelo...? Oye, mocosa, te comeré ahora mismo y, a otra cosa".

Pero ella se sentó en un canapé y se sacó un Revolver del corsé, con calma apuntó bien a la cabeza y  -¡pam!- allí cayó la buena pieza. Al poco tiempo vi a Caperucita cruzando por el bosque...¡Pobrecita ¿Sabéis lo que llevaba la infeliz? Pues nada menos que un sobrepelliz que a mí me pareció de piel de un lobo que estuvo una mañana por ahí haciendo el bobo.

Fin."


Vía: http://terrar.io/2014/03/3-versiones-de-caperucita-roja/


Imagen:
https://grafika30.files.wordpress.com/2011/02/martaserna.jpg

Luego, la última versión que quiero compartir es la versión del lobo eco-animalista. El lobo cuenta que por defender a sus compis los animales y a su querido bosque quiso darle una lección a una Caperucita muy poco sensibilizada con la naturaleza y para ello contó con la ayuda de la abuela. En esta versión aparecen todos, incluido el cazador, pero no muere nadie. 

"El bosque era mi hogar. Yo vivía allí y me gustaba mucho. Siempre trataba de mantenerlo ordenado y limpio. Un día soleado, mientras estaba recogiendo las basuras dejadas por unos turistas sentí pasos. Me escondí detrás de un árbol y vi venir una niña vestida en una forma muy divertida: toda de rojo y su cabeza cubierta, como si no quisieran que la vean. 

Andaba feliz y comenzó a cortar las flores de nuestro bosque, sin pedir permiso a nadie, quizás ni se le ocurrió que estas flores no le pertenecían. Naturalmente, me puse a investigar. Le pregunte quien era, de donde venia, a donde iba, a lo que ella me contesto, cantando y bailando, que iba a casa de su abuelita con una canasta para el almuerzo.

Me pareció una persona honesta, pero estaba en mi bosque cortando flores. De repente, sin ningún remordimiento, mató a un mosquito que volaba libremente, pues también el bosque era para el. Así que decidí darle una lección y enseñarle lo serio que es meterse en el bosque sin anunciarse antes y comenzar a maltratar a sus habitantes."


Vía: http://www.7calderosmagicos.com.ar/Druida/Cuentos/Clasicos/caperucitaverlobo.htm


Imagen:
http://1.bp.blogspot.com/ pzUlewZzyHg/TVkSJoy3wRI/AAAAAAAAAZA/u9bglbzJpBo/s400/a_serra_caperucita_roja.jpg


En definitiva, creo que hay mil formas de trabajar mil moralejas distintas con un solo cuento y que la imaginación para hacer versiones del original no tiene fin. Los cuentos populares son un arma muy poderosa en la infancia ya que a través de ellos van interiorizando las normas de la sociedad en la que viven, se les trasmite un tipo de moral (lo que está bien, lo que está mal) y muchos de esos cuentos pretenden contener moralejas que adviertan a los niños de los peligros que acechan tras la puerta de su casa. Pero yo me pregunto, si sólo contamos la versión en la que el fortachón del cazador viene a rescatar a Caperucita y su abuelita...¿Qué pasará si algún día una niña se ve en peligro y no viene "el cazador!? Esta bien avisar de los "peligros", ¡pero aún es mejor saber cómo defenderse de ellos!

Otra recomendación que hago porque me parece un libro con un texto y unas ilustraciones geniales es:

"Lobo Rojo y Caperucita Feroz" de Elsa Bornemann (Ilustraciones de Cynthia Orensztain).

Editorial: Alfaguara Infantil.

"En las profundidades del bosque de Zarzabalanda, el peligro acecha. Una nena de trenzas rubias, solitaria y silenciosa, controla los caminos en busca de pieles para su capa. Lobo Rojo debe atravesar el bosque para visitar a su abuelita. ¿Se animará a enfrentarse a la temible Caperucita Feroz?"





Y colorín colorado, ¡hasta aquí hemos llegado!

Alba Gutiérrez Cortés